Yokozawa Takafumi no Baai 6 (Capitulo 11 parte 12 FINAL) [Español]

13 Nov

Hola😀 hoy les traigo esta buenísima noticia, esta es la última parte de la sexta novela de Yokozawa, ha sido un largo camino de mucho esperar, un arduo trabajo por parte de Fencer_x de September Scanlations, que si no fuera por ella no tendríamos acceso a su versión al inglés, que es mas sencillo de traducir que directo del japones.

Primero que nada quiero agradecerles a todos los que me han seguido con esta traducción a lo largo de … ¿Un año? creo que sí, empece a traducirla en diciembre o enero que estuve de vacaciones😄 Los post que hacía de esta novela tuvieron muy buena recepción, gane muchas visitas cada vez que subía un pedazo y muchas personas comenzaron a seguir el blog, se los agradezco mucho y pues también a aquellos que escogieron mi traducción en vez de la de alguien mas. Gracias🙂

Espero les guste, después que tenga tiempo corregiré toda la novela y la compilaré en un solo documento para que puedan descargarla completa, sin mas que decir, disfruten el final ^^

Titulo: Yokozawa Takafumi no Baai 6

Autores: Nakamura Shungiku, Fujisaki Miyako

Serie: Sekai-ichi Hatsukoi

Traducción japonés – inglés: September Scanlations

Traducción inglés – español: Hagane10

–…Oye, ¿No estás al menos un poco celoso?

–…Quien sabe– No quería admitirlo ahora.

–Vamos, no seas así. Te sentiste devastado y por ello te fuiste sin escuchar toda la historia, ¿verdad? 

Eso no te incumbe.

–¿De qué hablas? ¡Claro que me incumbe! Ahora deja de ser tan malditamente tímido, dame un gusto  y sé honesto de vez en cuando.– Kirishima comenzó a burlarse y a molestarlo con un codo, haciendo que Yokozawa hablara con irritación.

–¡Ya basta, es suficiente! ¡Bien! ¡Estaba tan celoso de Oosaki-sensei y Yasuda-san que sentía iba a explotar 

Kirishima parpadeó lentamente en respuesta a su explosión. –¿…Por qué rayos mencionas a Yasuda ahora…?

–Ah.– Mierda, lo dijo accidentalmente. El rostro de Yokozawa se puso más caliente de lo que ya estaba ante su desliz y estaba seguro de que estaba tan rojo como un tomate.

La sorprendida expresión de Kirishima lentamente se volvió una maliciosa.  –Ya veo… así que también estabas celoso de Yasuda ¿Eh?

………

– ¿Tus celos tienen algo que ver con el hecho de que hablaras con él, quizás?

…… Yokozawa no dejó salir ninguna respuesta, sabía que si abría la boca Kirishima sólo lo molestaría aún más.

–Mmhmm… entiendo. Entonces, ¿Él te estaba molestando porque pudo ver lo celoso que estabas?

– ¡No dije nada!– Yokozawa sintió un escalofrió recorrer su espalda ante las palabras de Kirishima, como si hubiese leído sus pensamientos.  Realmente deseaba que el instinto de Kirishima dejara de ser tan certero en momentos como este….

–Eres muy fácil de leer, incluso cuando guardas silencio, especialmente en momentos como ahora, cuando este determinado a no decir nada. 

………

Deja de tratar de ocultarme cosas. 

–Cállate ¿Bien? ¿Tienes un problema si eso es lo que en realidad paso?– parecía que no tenía sentido insistir en tratar de ocultar lo avergonzado que estaba por todo el asunto, así que trató cambiar de tema.

–Nop, en realidad sólo estoy entusiasmado, después de todo significa que me amas lo suficiente para sentir celos.

¡…..!– Yokozawa tragó con fuerza ante la grandiosa y mortificante proclamación de Kirishima ¿Cómo podía decir ese tipo de cosas sin vergüenza alguna?

De acuerdo, todo lo que falta es vengarme por el otro día.

– ¿Eh…? – Yokozawa quedó perplejo ante la proclamación.

–Me dijiste que no hiciera nada a medias ¿Verdad? Así que recuéstate y déjame todo a mí. Me aseguraré de complacerte completamente. – Kirishima respondió con simpleza, quitándole a Yokozawa la taza que tenía en mano y haciéndola a un lado.

¡Deja de sacar conclusiones! ¡Y no te pongas caliente a mitad de la maldita tarde!– sintió un destello de irritación cuando le regresó sus palabras de esa manera. Realmente deseaba que Kirishima dejara de interpretar todo como quisiera.

–Vamos a terminar lo que empezamos el otro día, es todo. No necesitas pensarlo demasiado.

Yokozawa se molestó ante el tono gentil, como de profesor en la voz de Kirishima, como si le hablara a un niño.  –Eres ridículo, poniéndote tan serio y solemne cuando ni siquiera piensas darme opción al respecto.

–Hmm, buen punto. ¿Podría darte la opción de si tomar una ducha o no antes de que empecemos? 

¿De donde rayos sacas el actuar tan engreído…?

–Porque eres indefenso cuando te empujan así, por supuesto.

– ¡…!– la firme sonrisa de Kirishima lo calló. Lo exasperaba tener que aceptar algo así, pero Kirishima tenía razón, no podía contraatacar.

–Así que, como dije, sólo hazte para atrás y déjame hacer lo mío.

– ¡Wah!– una mano abruptamente se deslizó alrededor de su cadera y Yokozawa se encontró hecho hacia atrás, abrazado por la espalda por Kirishima, quien lo sostenía pecho a espalda.  –Oye, ¿No dijiste que podía tomar una ducha primero? – sabía que no había escapatoria ahora, pero al menos quería un poco de tiempo para prepararse mentalmente.  Además, estaba cubierto en una fina capa de sudor por el quehacer que había hecho.

Tu tiempo para decidir ya expiró. 

– ¡Es lo mismo que no dejarme decidir!

–Vamos, no seas tan rígido, piensa en mí y en cómo no puedo esperar.

–……– Kirishima besó suavemente su nuca y Yokozawa inhaló pronunciadamente. Odiaba lo ansiosamente que reaccionaba ante la sensación de los labios de Kirishima rozando su piel con cada palabra y  ante la tibia respiración en cada exhalación¿…Qué estás haciendo?

Los dedos de Kirishima se habían deslizado hacia el estómago de Yokozawa, amasando la piel ahí. –Nada, es sólo que… se siente muy bien el tocarte…– deslizó un dedo en el ombligo de Yokozawa y la sugestiva naturaleza del acto hizo que todo el cuerpo de Yokozawa palpitara con anticipación.

–Deja de manosearme…

– ¿No te gusta que te lo haga?

–Me hace cosquillas…

–Sabes, dicen que las zonas donde te dan cosquillas tienden a ser zonas erógenas también… ah, entiendo, quieres decir que prefieres que te toquen de esa manera, ¿Eh?

Oye, bast- 

Kirishima pellizcó un pezón y la voz de Yokozawa se entrecortó, prontamente comenzó con ambos pezones al mismo tiempo, masajeando la piel alrededor también.  Era implacable con sus atenciones y Yokozawa pronto se puso excesivamente sensible.

– ¿Seguro que no quieres decir que siga en vez de que me detenga? Esa boca tuya realmente debe aprender a decir la verdad… 

–Kirishima-san, duele… – Kirishima apretó vivazmente las puntas entre sus dedos, consiguiendo aún mejores respuestas de Yokozawa, luego suavizó sus atenciones antes de rápidamente volverlas a intensificar.  El ir y venir pronto tenia a Yokozawa respirando con dificultad.

El sutil cambio de cosquillas a estimulación sexual era enteramente culpa del hombre que justo ahora jugaba con él.  Hasta había la extraña ocasión en la que su ropa rozaba su piel y no podía evitar recordar el toque de Kirishima… la sensación de su lengua…

–Sabes que te gusta cuando duele… ¿O quizás debería preguntarle a tu otra boca si le gusta…?

–Suenas como un viejo pervertido… 

–Bueno, me temo que no puedo discutir con lo de “viejo”… 

– ¡Deja de cambiar el tem…!

–Entonces cállate y siente– Kirishima susurró, asegurándose de que su respiración avanzara alcanzando el oído de Kirishima. El tono rasposo en su voz fue directamente a las caderas de Yokozawa, excitando sus sentidos como si fuese algún hechizo mágico.  – ¿Qué tan lejos llegamos la última vez…? 

Sé… al menos, que no… hicimos esto ¡Ah!– los dedos de Kirishima eran celestiales, sin importar donde tocaban siembre se las arreglaban para sacar sonidos de placer de la garganta de Yokozawa y aun así, no había tocado el lugar que Yokozawa deseaba. Anhelaba estimulación,  pulsaciones vibraban en su centro.  –Mal…dición… no toques ahí…–

–¿Así que quieres que me apure y toque otro lugar?

¡Ah…!

Los dedos de Kirishima se deslizaron a sus pantalones, gentilmente sacando el miembro de Yokozawa que yacía en su mano, duro y doliendo.  No lo había tocado aun, pero aun así pulsaba con necesidad y Kirishima afortunadamente tomó al insistente miembro entre sus largas manos.

Realmente luce como si quisiera ser tocado, estas duro como una roca… 

No… necesito que lo narres… 

Kirishima pasó un dedo sobre la punta con su mano derecha mientras masajeaba el grande saco con su mano izquierda, su miembro alegremente respondió ante el anhelado placer.  Estaba tan duro que dolía, su miembro rogaba por liberarse.  La ayuda de Kirishima era habilidosa y sus caricias se sentían más increíbles de lo que las palabras pueden describir.

–¡Unh…nghh…mm! 

Mira, estas goteando… estas resbaladizo y mojado ahora… 

–¡Dije…! – pero Kirishima dio un buen jalón y con cada caricia arriba y abajo la respiración de Yokozawa se dificultaba más, ya no podía mantener sus caderas quietas, daba agresivas embestidas para encontrar su agarre.

Kirishima conocía todos y cada uno de sus puntos débiles, sabia lo mucho que le gustaría ser tocado y como respondería a ello.  Probablemente conocía el cuerpo de Yokozawa mejor que el mismo.

–¡Haa..ahn– usando el líquido que emanada de la punta para hacer resbaladizo su camino, Kirishima redobló esfuerzos, dejando a Yokozawa incapaz de hacer más que respirar incluso aún más fuerte ante el ataque.

–Voltea a este lado. 

–¡¿Eh, hmn?!– Kirishima lo agarró por la parte trasera de su cabeza, lo hizo voltear y lo besó.  Los ojos de Yokozawa se abrieron como platos ante la osadía mientras Kirishima metía su lengua entre sus labios, intensificando el agarre del miembro de Yokozawa junto a su beso violento.

yoko 6 8

–¡¡Nnn nnm…!!– su espalda se arqueó y alcanzó su primer clímax del día mientras tiras del fluido blanco y lechoso chorreaban en la mano de Kirishima.

–Parece que ha pasado rato para ti… 

–  ¡Sólo, cállate!– contestó a pesar de saber bien que su demanda sólo haría que Kirishima lo molestara más.

Eventualmente se dirigieron a la habitación y cuando Kirishima se dio cuenta de que acababa de cambiar las sabanas, remarcó alegremente – ¡Alguien estaba preparado!– lo exasperó, pero Yokozawa estaba aún muy elevado como para darle importancia.

Sí, definitivamente es más divertido poder ver tu rostro… 

–…Tal vez para ti– no tenía idea de qué tipo de expresiones estaba haciendo en medio de todo, pero estaba seguro de que se mortificaría si pudiera verlas.  Kirishima lo puso sobre la cama y comenzó a levantar su camisa.

–Estás rojo aquí, se ve un poco anchado. Puedes verlo ¿No? Parece que quieren que los toque aún más… 

¡No tienes que decirme!– el enrojecimiento e hinchazón era, después de todo, culpa de Kirishima. –¡Ah! 

Kirishima presionó sus labios en los rojos pezones con los que había jugueteado hasta ponerlos duros y lamido,  y Yokozawa respondió a la sensación de su lengua de una manera completamente diferente que con sus dedos.  Cuando rozó con sus dientes la muy sensible piel, la sensación estaba entre una delgada línea entre placer y dolor.

¡…Hn, ah…!

Mientras chupaba los pezones de Yokozawa, Kirishima bajó sus pantalones también, agarrando el expuesto miembro una vez más y dándole un jalón significativo. Su exquisita habilidad en lo que parecía cada aspecto de la cama le robaba a Yokozawa la razón.

también era culpa de Kirishima que su cuerpo comenzara a aceptar el que lo tomaran así durante el sexo, como si fuera natural.  Seguido consideraba cambiar las cosas, pero viendo la manera en la que Kirishima alegremente lo presionaba, lo dejaba sin más, así que simplemente lo dejaba hacer lo que quisiera.

–¡¿Hnn…?!– algo frío entró en él, un dedo presionaba dentro de él.

–Te digo que no aprietes tanto. 

–Cá-lla…te…– si pudiera evitarlo, lo haría.  Kirishima metía y sacaba sus resbalosos dedos y dado lo gruesos que eran, con dos dentro de él era suficiente.

Ngh… 

¿Duele? 

–Trato…de aguantar, así que cállate… 

Bien, bien, sí que sabes cómo matar el momento… murmuró un poco petulante y cuando Yokozawa lo vio, finalmente se calló.

A decir verdad, en realidad no podía soportar la sensación de que tocaran su interior así.  Para evitar notar la manera en que esos dedos se movían como si hubiera una cosa viva dentro de él, se concentró en apretar las sabanas.

¿Listo?

–No me preguntes eso.– de todos modos no podía decir como estaba ahí abajo. El que preguntó debía ser el más apropiado para responder.

–Bueno, entonces no te quejes si duele.– al fin Kirishima sacó sus dedos después de haberlo preparado completa y obstinadamente y le abrió ampliamente las piernas, lo suficiente para conseguir protestas del cuerpo de Yokozawa.

–Owowowow, ¡Basta, basta! ¡¡No más!!– golpeó el colchón con las manos anunciando que se rendía.

–Dije que no te quejaras

– ¡Estás matando mis articulaciones…! 

Veo que tu cuerpo está tan tieso como siempre

–¡No me voy a volver más flexible mágicamente! 

–Te sorprenderías con lo que un poco de estiramientos diarios puede hacer. 

¿Y por qué demonios debo hacer eso? 

– ¿Por mí? 

–…..– Yokozawa abrió la boca ante el comentario desvergonzado de Kirishima. No había manera en que decidiera estirarse diario sólo por el sexo.

–…Mierda, no tienes condones. Oh, bueno. 

–Ngh-– algo caliente y grueso lentamente comenzó a deslizarse dentro de Yokozawa, más y más profundo.  Reconociendo que ese era el pene de Kirishima tocándolo directamente, rozando piel contra piel dentro de él, dejó su mente en blanco. –Hng…ngh… 

Una vez había pensado lo imposible que era que algo de ese tamaño entrase dentro de él, así que era casi aterrador lo normal que esta actividad se había vuelto.

Estás muy apretado… 

–Dije- cálla… te. 

Kirishima gentilmente retrocedió su cadera, deteniéndose cuando estaba a punto de salir completamente.  Entonces, con un ritmo constante se deslizó dentro del calor de Yokozawa, quien se apretaba al rededor suyo para no dejarlo escapar.

Kirishima continúo con este gentil patrón de embestir y regresar, y en cada deslizamiento de su cadera causaba un sonido sugestivo.  Parecía absurdo el hecho de que eran ellos quienes hacían esos sonidos.

–Yokozawa… relájate un poco.  No puedo llegar a tu punto bueno así. 

No… pidas lo imposible… 

–En serio eres difícil a veces. Bien, entonces concéntrate en esto. 

yoko 6 9

Extendió una mano agarrando el pene de Yokozawa y dándole un jalón, lo que le sacó un gemido entusiasta a Yokozawa. –¡¡Ah-ah!! – tomando la oportunidad cuando la tensión de Yokozawa finalmente se relajó, Kirishima dio un fuerte tirón en las caderas de Yokozawa acercándolo más y metiéndolo más profundo. –¡¿-Nnah…?! 

Kirishima puso una almohada debajo de las caderas levantadas, estabilizando la posición, entonces se inclinó hacia Yokozawa usando su cadera.  Sus articulaciones protestaron ante ser estirado a la fuerza, pero ya estaba en el punto donde no podía articular palabras.

–¡Ah, ah…!

Ahora la respiración de Kirishima era igual de forzada y sus hombros de encogían por el esfuerzo.  La cama rechinaba con los movimientos y las antes frescas sabanas nuevas eran un desastre. Definitivamente tendría que lavarlas de nuevo y Yokozawa juró silenciosamente que haría a Kirishima ayudarlo esta vez.

–¡Ha-ahn…ah!– el cuerpo de Yokozawa temblaba, dejándose llevar por la fuerza de sus actividades.  Arremetido incesantemente sin piedad, pronto todos los pensamientos lo dejaron.  El placer era aterrador, lo privaba de todo orgullo, razón, todo de él, para sólo dejar el instinto básico y la lujuria.

–¡¡Ah-!!

– ¡…-!– con una sacudida, Kirishima dejó su semilla en el profundo interior de Yokozawa y después salió lentamente, dejándose caer sobre Yokozawa.

¡Oi, estas pesado, quítate! 

–Podemos estar así un poco más, ¿O no…?

 …Bien, pero sólo un poco.

Se sentía verdaderamente molido por Kirishima, quizás a esto se referían cuando hablaban del peligro del amor.

Deslizando sus brazos alrededor del hombre frente a él, cerró lentamente los ojos.

Yokozawa no había podido deshacerse de su nerviosismo por un tiempo.  Cuando llegó a la oficina en la mañana, había recibido un mensaje de la secretaria de su jefe pidiendo su presencia.  Le habían dicho que pasaría algo de tiempo hasta que recibiera una notificación formal de su traslado, pero era posible que se hubieran acelerado los planes.

Ajustó su corbata y se dirigió a la oficina de su jefe.

–Buenos días. 

–Oh, ¡Buenos días! Lamento haberte llamado a primera hora en la mañana.

–Veo que llega temprano, señor.– usualmente llegaba a la oficina un poco más tarde.

–Sí, accidentalmente agendé una reunión para hoy temprano, así que aquí estoy. Bueno, vayamos al grano, no pasará. 

–¿…No pasará? 

–Mencioné que podríamos pedir tu traslado al departamento de literatura ¿Verdad? Pero hemos decidido que será mejor mantenerte en Comics. 

–¿En serio?– fue su efusiva respuesta ante el inesperado anuncio.

–Sí, parece que te quedaras aquí por el futuro próximo. Podría cambiar, pero me gustaría que siguieras con el buen trabajo en el departamento de Comics por ahora.  Lamento haberte alborotado por nada. 

–Oh, no, no hay problema.– se había preparado para lo peor, así que el resultado final era casi decepcionante.  Aunque, naturalmente, estaba conmocionado; seguiría trabajando con comics, un trabajo que disfrutaba y con el que quería continuar, así que por supuesto estaba feliz y aliviado.

–Y, esto no es algo que queremos hagas en lugar de lo otro, pero hemos decidido tener una de esas ferias de varios géneros de forma regular en el futuro, así que la siguiente será en primavera. Me gustaría que estés a cargo de ella. 

–¡¿Eh?! ¿Haremos eso de nuevo en primavera…? 

–Sí. Parece que el presidente quedó muy impresionado por tu trabajo esta vez, así que espera ansioso lo que prepares la próxima vez. 

Señor, es casi hora de su reunión. 

–Oh, ¿Lo es? Lo siento, será mejor que me vaya.– su jefe le dio una palmada a Yokozawa en el hombro y salió de la habitación con su secretaria.

Yokozawa se quedó de pie, aturdido por un rato antes de murmurar –¿…En serio…? – el asunto que había invadido su mente había desaparecido y se sentía más ligero.  Pero mientras que su trabajo estaba a salvo por ahora, perdió de vista el final a esos agobiantes y acelerados días.

Aun así, ahora podría continuar trabajando con Kirishima, eso estaba más claro.

Incluso si lo transferían a literatura, podía continuar con su trabajo con la misma capacidad, pero si lo hacía en un campo que disfrutaba, era mucho mejor.

–Ah.– se encontró a Kirishima en el pasillo mientras  regresaba.  Al no haber esperado encontrarlo en un momento así, vaciló un poco.

–Oh, es el momento perfecto.  Estaba a punto de ir a verte.  ¿…Qué pasa? Tienes una expresión rara. 

Dudó un poco, preguntándose si era apropiado discutir el asunto aquí y ahora, pero no quería tener ningún problema después por no decirle a Kirishima primero, así que fue directo al grano: –No me van a transferir. 

–¿En serio? 

–Sí.  Dijeron que me quieren mantener donde estoy por ahora.  En vez de eso, parece continuaré estando a cargo de esas ferias de varios géneros, así que no creo que mi ocupada agenda cambie mucho en el futuro. –  A pesar de ello, no podía negar que se sentía aliviado.

Ya veo, es genial. 

Sí, eso creo. 

Vamos, estas emocionado de poder seguir trabajando conmigo. 

–Algo sobre como dices eso me molesta…– no era que no estuviera feliz, pero lo irritaba que Kirishima se jactara de ello.  Quizás no podía evitar la urgencia de gritarle por ser tan engreído.

lo acéptalo ya. 

Lo que sea ¿Qué querías? 

–Oh sí. Vine a discutir los planes para la promoción de la película. ¿Quieres ir al lounge

–Seguro.– se fue con Kirishima y se dirigieron al pasillo del elevador. Silenciosamente meditó sobre lo feliz que lo hacía que este tipo días continuaran por más tiempo.

Fin.

10 comentarios to “Yokozawa Takafumi no Baai 6 (Capitulo 11 parte 12 FINAL) [Español]”

  1. Valentina 13/11/2015 a 3:25 am #

    Porfiiiiinnnn!!!! Despues de todo un año de esperas largas se termino a novela, Amo esta pareja es mi favorita de todo el mundo de Marukawa❤❤❤ Muchas gracias por la traduccion❤❤

  2. Soanychan 13/11/2015 a 7:44 am #

    Me encanto esta parte. Fue bastante más explicito que en las anteriores novelas.
    Por fin tocan los pezones (que ya me estaba preocupando si Yoko no los tenia porque nunca los tocaban jajaja)
    Me gusto mucho esta novela, pero más me hubiera gustado que por una vez Yoko no huyera o se escondiera y enfrentara a la metiche de Oozaki (aunque no le dijera que anda con Kiri pero que le parara los pies). Kiri lo hizo cuando en las anteriores no dejándose que le vengan a quitar a su oso.
    Así que Yoko saca ese carácter que tienes! espero y en las próximas novelas lo veamos que espero que vengan más.

    Muchas gracias por traducir esta novela de principio a fin❤
    se agradece mucho tu tiempo en esto🙂

  3. Saku-Rai 13/11/2015 a 10:25 am #

    Muchas gracias por traernos toda la traducción! Son tan hermosos esos tres❤

  4. yesabeth castruita 13/11/2015 a 10:50 am #

    Graxx!!! en vdd amo tu trabajo,, te amo por traducirla en vddd te amo jajajaj en el buen sentido de la palabra😀 …. muchas graxx por la traducción ^^

  5. Valchan~ 13/11/2015 a 11:45 am #

    ¡Pero que alegriaaaaa! De verdad que siempre espero tu versión de YnB y ¿Qué decir? Agradezco a morir que traducieras🙂 de verdad eres mi salvación 😂😏

    Me ha encantado la ultima parte realmente se centra en su amor apache xD Morí en cada palabra y letra fue tan maravilloso así que ¡Gracias! 😳
    Espero que te cuides :3
    Saludos! ♡´・ᴗ・`♡

  6. Maddy-chi 15/11/2015 a 9:30 pm #

    NO USARON CONDÓN!>:D hahahaha
    Me gustó mucho tu traducción, gracias ^~^
    Esperaré por el link de descarga❤

  7. grishiwatari 07/12/2015 a 10:52 pm #

    Yoko tsundere y todo lo amo! gracias por tu traducción❤

  8. grishiwatari 07/12/2015 a 10:54 pm #

    Reblogueó esto en grishiwatari's Blogy comentado:
    llega a su fin la sexta parte, estupenda como siempre :3

  9. Nabiky Saeba 08/01/2016 a 7:21 pm #

    no puedo creer que ya no haya mas, realmete extrañare esta pareja T_T

    gracias por su trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: