Yokozawa Takafumi no Baai 6 (Capitulo 11 parte 4) [Español]

8 Feb

Hola otra vez x3 Ahora les traigo la cuarta parte del capitulo 11, déjenme decirles que se esta poniendo muy interesante😉

Titulo: Yokozawa Takafumi no Baai 6

Autores: Nakamura Shungiku, Fujisaki Miyako

Serie: Sekai-ichi Hatsukoi

Traducción japonés – inglés: September Scanlations

Traducción inglés – español: Hagane10

Mientras las puertas se cerraron detrás de él, se dio cuenta de que no había razón para apurarse, este contundente lado de Yokozawa le recordaba fuertemente a Kirishima.

La razón por la que había salido de la sala de descanso manteniendo un perfil bajo era simplemente porque no había querido interrumpirlos, no tenía nada de qué avergonzarse.

El elevador lentamente hacía su recorrido hacia arriba y cuando vio el panel se dio cuenta de que el botón para el séptimo piso había sido presionado, el nivel donde estaba el departamento de filmes. Como lo indicaba su nombre, era la división a cargo de manejar las películas y la animación y era naturalmente donde el productor de anime, Yasuda, tenía su oficina.

Yokozawa jamás había tenido mucha razón para visitar el séptimo piso, así que no estaba familiarizado con el área. ¿Planeaba Yasuda llevarlo a su oficina? No le gustaba mucho la idea de seguir con esto tranquilamente, pero tenía curiosidad sobre lo que Yasuda quería decirle.

“Así que… ¿De qué quieres hablarme?”

“Cálmate, ¿Jamás has escuchado el dicho ‘no por mucho madrugar amanece más temprano’? ¡Sólo relájate!”

“¿Es esa la excusa que das cuando no puedes cumplir con las fechas límite?” La generosidad podría ser una virtud, pero estaba tomando prestado su tiempo ahora y mientras no le molestaba tomarse tanto tiempo como el que fuera necesario si fuera sólo para él, el perdía esa libertad cuando involucraba a otros.

Yasuda resopló suavemente ante la pregunta sería de Yokozawa. “No creí que hubiera alguien con las bolas suficientes para preguntármelo en mi cara. ¡Debo decir que amo lo directo que eres!”

“Lo siento, eso estuvo fuera de lugar.” Incluso si era la verdad, eso no le daba la autoridad para decirlo. Era un mal hábito de Yokozawa el decir la primer cosa que se le venía a la mente, e incluso si no quería ofender, lo hacía seguido. En sus primeros años en la compañía fue conocido como el ‘nuevo malhablado’, precipitándose en cada situación con poca conciencia sobre como otros lo percibían. Viendo ahora al pasado, podía decir lo extremadamente compasivos que fueron sus superiores.

“Nah, no hay nada de que disculparse, sé que he cometido algunas atrocidades en mi pasado.” Yokozawa estaba más sorprendido de que se diera cuenta de que las había cometido más que de lo que había hecho. “Aunque si me permites una excusa: no cumplo con las fechas límite porque quiera, es sólo que, cuando estoy en la zona, tiendo a dejar ir el tiempo. Aunque creo que me ha ido mejor al respecto últimamente.” Sonrió, claramente sin inmutarse por su confesión.

“Y aun así… irracional como puede ser… lo aguanto por alguna razón. Creo que puedes decir que la extraña inhabilidad para que  alguien lo odie por completo es otro talento suyo.”

Mientras caminaba lentamente por el pasillo después de Yasuda, recordó las palabras de Kirishima de antes, podía entender de donde venía lo que había dicho Kirishima. A pesar de prácticamente haber sido forzado a ir con él, no podía armarse de valor para mostrarle algo de su ira real.

“Ese es mi escritorio, reluciente, ¿eh?”

“¿Estás seguro que no es porque casi no lo usas?”

“Veo que te diste cuenta.”

“Cualquiera con dos ojos podría darse cuenta.” El piso de la división de filmes se parecía mucho a la división de edición, un revoltijo lleno de confusión. Por cada escritorio cuya superficie estaba bien arreglada, habían otros con grandes pilas de documentos, listos para caer en cualquier momento.

“Por aquí, Yokozawa.” Yasuda lo dirigió a un pequeño cuarto de conferencias, usado para reuniones de improvisto. “Aquí podemos tener una linda y relajada platica in tener que preocuparnos por mirones.”

“¿…Es del tipo de conversación que atraería a curiosos?”

“Supongo que depende de cómo lo veas. Aunque, no me pareces como el tipo que le gusta tener todo expuesto.” Ahora Yokozawa comenzaba a tener idea sobre qué tipo de conversación esta sería gracias al tono de Yasuda. Probablemente estaba planeando ofrecerle a Yokozawa un cándido consejo sobre su relación con Kirishima.

No había vendo a contar chistes con Yokozawa, y Yokozawa no tenía mucho tiempo libre, así que fue directo al grano. “¿…Así que de que se trata entonces?”

“Realmente eres impaciente. Bueno, lo que sea, estoy casi seguro de que tienes idea sobre lo que hablaremos. Es Kirishima.”

“¡¡!!” Yasuda podía ser una competencia cuando se trataba de ir directo al tema.

“No creo que se haya dado cuenta, pero estabas en el cuarto de descanso, ¿verdad?”

“Yo sólo… no quise interrumpir…” Quizás había sacado el tema de Yokozawa antes porque había notado que Yokozawa estaba escuchando a escondidas.

“En realidad no me importa que nos escucharas hablar, y no voy a molestarte sobre ello, así que relájate. Sólo no quiero quedar atrapado en una discusión de pareja, así que creí debía hacerte las cosas claras.”

“¿Eh?”

“Sólo quiero que sepas que le estas ladrando al árbol equivocado teniendo celos de mí.”

“¿Qué estas…?”

“¿Qué? ¿Creíste que no era obvio? Cuando tienes ‘¡Estoy súper celoso!’ escrito en toda la cara.”

“¡….!” Respiró hondo al darse cuenta de que Yasuda podía ver justo a través de él. Él iba a intentar explicar sus sentimientos inmediatamente, pero el hombre estaba en lo correcto: estaba celoso.

Sin embargo, no eran celos por su relación romántica con Kirishima, era simplemente que envidiaba la habilidad de Yasuda de trabajar naturalmente con Kirishima. Pero a falta de pistas sobre cómo explicar esos sentimientos que albergaba, selló sus labios. Además, sin importar como se sintiera por dentro, no era de la incumbencia de Yasuda.

Mientras que los celos de alguien surgían por sentimientos de amor, deseo o arrepentimiento, no cambiaban el hecho de que ser el blanco de esos celos era un inconveniente.

“Te lo dije antes, ¿Recuerdas? No es así entre nosotros, todo lo que hacemos es discutir el trabajo y tenerte con esas sospechas sobre mi es molesto.”

“…Lo sé.” Los humanos, como regla, odiaban que otros dieran en el clavo, e incapaz de sólo asentir educadamente, sacó esas palabras en un tono petulante.

“Entonces no hagas esa cara. Sabes que sólo lo divierte.”

“Eso… no es así, esta vez…” Yokozawa había conocido a Kirishima por un largo tiempo y claramente lo entendía bien, como había dicho, si Kirishima se daba cuenta de que Yokozawa estaba celoso lo molestaría sin piedad por ello, no había duda.

“¿Entonces qué es?”

No podía soportar que Yasuda siguiera con esa idea errónea, y mientras que no le gustaba la idea de decirle sus problemas, se las arregló para confesarlo, “No está… decidido aún, pero hay una plática sobre… que seré transferido. Comenzaría a supervisar la división de literatura y-“

“¡Así que si son celos! Estás pensando que no podrás ser capaz de trabajar más con él, así que tienes envidia de que trabajaré más cerca de él ahora.” Yasuda lo interrumpió antes de que pudiera decir todo su discurso y la astucia de su observación casi le causó dolor físico. Sus puntos tenían razón, dejando a Yokozawa sin lugar a donde huir.

El que alguien con quien ni siquiera fuera cercano pudiera ver claramente a través de él debía significar que sus sentimientos estaban claramente expuestos. Él pensó que por ahora había conseguido manejar mejor sus emociones que como lo había hecho en su juventud, pero tal vez sólo se engañaba a sí mismo.

“¿Siempre has trabajado en ventas?”

“He estado en el departamento de comics desde que me uní.”

“Así que esta es la primera vez que trabajaras en un género distinto. El hecho de que tus celos recaigan sobre mí de todos, puede sugerir algunas profundas preocupaciones al respecto.  Trabajo es trabajo, ya sea en literatura o en lo que sea.”

“Entiendo eso.”

“¿Entonces que te preocupa? Alguien como tu podría arreglárselas sin importar que pase.”

“¿Preocupar…?”

“Preocupaciones sobre esta nueva posición, arrepentimientos sobre el trabajo que has estado haciendo y celos sobre personas que trabajan cerca de Kirishima, todo se está mezclando y por eso estas confundido. Necesitas ponerte en orden, una vez que te las arregles para controlar tus emociones, serás capaz de dibujar una buena línea entre tu trabajo y vida personal.”

“……” La borrosidad que nublaba su visión pareció disiparse ligeramente con el consejo de Yasuda. Jamás habría creído que terminaría tomando sugerencias de Yasuda, pero ahora que lo pensaba, parecía realmente simple. Solo se había cegado por lo abrumado que estaba. “¿Me estas… dando consejos?”

“¿Cómo qué suena?” La expresión de Yasuda reflejaba su asombro ante la confusión de Yokozawa, claramente conmocionado por lo lenta de su comprensión.

“Pero, ¿Por qué saldrías de tu camino para decirme esto?” En realidad ese era su mayor preocupación. A decir verdad, Yasuda no tenía ninguna obligación de hacer algo así.

“¿No me escuchaste? No quiero quedar atrapado en ningún asunto divertido.”

“Aunque seguramente no eres el tipo de persona que se mete tan profundamente en los asuntos de alguien sólo por eso.” Lejos de eso, Yasuda parecía el tipo de evitar involucrarse innecesariamente en los asuntos de otros. Si simplemente no hubiera querido una pelea, todo lo que necesitaba era mantener la distancia. De esa manera, incluso si algo pasaba, estaría fuera del rango de riesgo.

“Bueno, si tuviera que decirlo… supongo que es porque soy su amigo.”

“Ajá.”

“Quiero decir, te das cuenta de lo necesitado y demandante que puede ser y lo fastidioso que eso es, ¿verdad?”

“….” A Yokozawa le fallaron las palabras cuando no pudo ver el punto en la abrupta pregunta de Yasuda, era difícil determinar si debía concordar o discrepar. Aunque Yokozawa se consideraba a si mismo más molesto y demandante y sus orejas ardieron con vergüenza cuando sonó como si Yasuda se refiriera a él.

“Es problemático, siempre metiendo su nariz en los asuntos de otros. Y mientras que nunca se equivocaba en lo que decía o hacía, sólo porque siempre está en lo correcto no significa que la contraparte quiera eso de él. Quiero decir, a veces es más molesto cuando dice todas las cosas teniendo razón, probablemente te puedes identificar con eso, ¿no?”

“….” Tragó fuertemente, habiendo pensado las mismas cosas sobre él.

Nos hemos dado cuenta, ¿no es así?”

“Nos estamos saliendo del tema.”

“Lo siento, lo siento. De cualquier forma, así es como él es. Honestamente al principio no podía soportarlo, era demasiado fastidioso. Pero esa particularidad suya es la razón por la que conseguí mi trabajo aquí. así que le estoy muy agradecido. Y eso es todo lo que hay que explicar sobre porque hago esto por él y soy así de escandaloso. ¿Lo entiendes?”

“Sí…supongo…” Parecía que la amistad entre ambos era incluso más profunda y sólida de lo que Yokozawa había pensado inicialmente. Kirishima le había dicho que Yasuda era irrazonable, excéntrico y poco confiable, pero claramente tenía la cabeza en su sitio.

“Además, parece que finalmente encontró alguien con quien va en serio, así que quiero que las cosas vayan bien para él. Ustedes dos parecen hacer conexión, así que quiero que funcione por un largo tiempo…Wow, sueno como su hermana a punto de entregarlo o algo ¿eh? La edad tiende a sacar los sentimentalismos supongo, ¡Eso no es bueno!”

“Por favor no me preguntes mi opinión sobre el tema.”

“Oh, sí, eres más joven que yo, ¿No es así?”

“……” Estaba lidiando con un torbellino de emociones que ahora era difícil encontrar algo que decir. No podía decir si estaba agradecido o no por esta conversación.

Y para que estemos claro, no soy de quien deberías preocuparte.”

“¿Qué quieres decir?”

“Hay muchas personas tras Kirishima, es muy popular a pesar de tener una hija, ¿sabes? Él lo sabe, por supuesto, y trata de mantenerlos a raya, pero ahora tiene la mente en las nubes y su armadura está llena de aberturas. Es desagradable, prácticamente puedes ver la felicidad emanando de sus poros.”

“…..” Las palabras de Yasuda fueron un poco duras, pero el sujeto había conocido a Kirishima por un largo tiempo, así que sabía de lo que hablaba.

“Y es tu culpa también, así que es tu responsabilidad cuidarlo.”

“Sea como sea, aun no puedo…” Odiaba que lo culparan de todo, pero justo cuando estaba a punto de contestar, fue interrumpido por la repentina aparición de una tercera persona quien entró al cuarto después de tocar la puerta.

“¿Yasuda? ¿Qué haces encerrado aqui-?  ¿Yokozawa…?”

“Ki-Kirishima-san…” No había estado haciendo nada impropio, pero aun así se sentía algo culpable y un escalofrió de inquietud recorrió su espalda.

“¿Qué te trajo aquí?”

“Oh, sólo…” El buscó palabras, inseguro de cómo explicarlo y Kirishima lo acorraló con una clara sospecha en su expresión.

“¿Qué pasó? Este sujeto no está tratando de molestarte otra vez, ¿O sí?”

“No, yo…” ¿Cómo se suponía que explicara el encuentro? Pero mientras se quedó de pie ahí, perplejo por la pregunta que automáticamente asumía que algo había pasado entre ellos dos, Yasuda habló con un tono ofendido.

“Tranquilo, ¿Por qué asumes que fui yo el que le hizo algo malo a él? ¡Tal vez es el quien me ha hecho llorar!”

“Hacerte…” Un sudor frío empapó a Yokozawa ante las palabras de Yasuda, seguramente habrían aumentado la sospechas. Nadie no familiarizado con sus personalidades podría culparse por asumir que Yokozawa, con su hosco comportamiento era el culpable aquí.

Pero Kirishima descartó rápidamente las declaraciones de Yasuda, alejando las preocupaciones de Yokozawa. “Jamás me harías creer que alguien te ha hecho llorar incluso si el sol comenzara a salir por el oeste.”

“De acuerdo, no negaré eso, ¡Pero no lo estaba molestando ni nada!”

“¡Sólo porque tú crees que no lo hacías no significa que no lo hicieras! y, ¿Qué hace Yokozawa aquí en primer lugar?”

“Nos encontramos por casualidad, así que lo traje aquí, eso es todo.”

“Como si a este sujeto pasaría por aquí de casualidad. Probablemente lo trajiste aquí, ¿no es así?”

“Ahora, no discutamos la semántica. A nadie le gustan los tipos quisquillosos.” Kirishima era el que usualmente tenía ventaja sobre Yokozawa, pero aparentemente cuando se trataba de Yasuda, estaba en desventaja, era algo raro de ver, a Kirishima siendo el que estaba a la defensiva.

No, tú no eres lo suficientemente quisquilloso, tienes idea de lo frecuentemente que te tenido que limpiar tus desastres-“

“Ah, esto podría tardar, ¿Te importaría mandarme el resto de tu argumento en un mensaje? Viniste aquí por algo sobre trabajo, ¿no es así?”

“Olvidé darte estos documentos, así que te los traje.”

“Oh, gracias. Ahora, debo dirigirme a otra reunión, así que me iré. Ustedes dos pórtense bien~” Y con eso, Yasuda tomó los papeles que Kirishima le había llevado y salió de la habitación, ágil como un gato. Yokozawa no podía evitar admirar lo bien que había realizado su escape.

“…Por Dios, ese sujeto…”

“…Así que supongo que hay ciertas situaciones con las que no sabes cómo lidiar, ¿eh?” Era refrescante, tener esta visión del verdadero Kirishima, y Yokozawa lo vio descaradamente. Kirishima había confesado antes que su manera de ser usual no era más que una fachada, pero jamás había esperado tener un buen vistazo del verdadero Kirishima aquí.

“Cállate…” la expresión de Kirishima mostraba un poco lo avergonzado que estaba, ya que no podía volver a actuar como siempre.

“Es la primera vez que te he visto así.”

“¿Sí? ¿Qué con eso?”

“Oh, nada.”

“… Así que, ¿Qué estuvieron discutiendo?”

“¿Discutiendo…?” Parecía que Kirishima no había terminado con su interrogatorio. Con la guardia baja, la mirada de Yokozawa dudó, sería muy vergonzoso confesarle a Kirishima que Yasuda se había dado cuenta de lo celoso que Yokozawa estaba  y le puso un alto.

Kirishima podría tener la ventaja aquí, pero Yokozawa aun así tenía su orgullo, así que buscó una excusa, dándose cuenta de que el tartamudeo y la duda habían sido un cálculo fallido de su parte, ya que sólo sirvió para aumentar la sospecha de Kirishima.

No tenía opción, sólo tratar de engañar a Kirishima con mentiras hasta que estuviera satisfecho, había aprendido recientemente que Kirishima también era bastante celoso.

“¿…Es algo que no me puedes decir?”

“No, es sólo que no hay razón para que te lo diga. Sólo estuvimos hablando, sobre las cosas en las que estoy involucrado.” No estaba siendo abierto sobre lo que habían estado discutiendo, pero al menos no estaba mintiendo. Simplemente no podía discutir sobre la envidia que Yasuda había señalado.

“¿Y esperas que me crea que te trajo hasta aquí sólo para platicar?”

“Nos encontramos en el elevador y me trajo aquí, eso es todo. Probablemente sólo era un capricho suyo. Deberías saber mejor que nadie lo raro que es el sujeto.”

“Seguro, también sé que es el tipo de coquetear y molestar a personas por las que siente afecto.”

“¡Te lo dije, no es eso!” Después de todo la razón por la Yasuda había hablado con él en primer lugar había sido por causa de Kirishima. Aparentemente Kirishima no podía entender eso.

“No estas tratando de cubrirlo, ¿verdad?”

“¿Por qué demonios haría eso?  ¿Y por qué estas tan molesto por esto de todos modos? Esto no es propio de ti. Lo que sea, ya está todo bien, ¿verdad? Porque debo volver al trabajo.” Poniéndose en el lugar de Kirishima, no era como si no pudiera entender la ansiedad que sentía. Después de todo, él no había disfrutado el ver a Kirishima y Yasuda juntos y solos, la escena le mando un escalofrió de inquietud a través de su pecho.

Pero jamás hubiera pensado en presionar a Kirishima por una explicación o en atacarlo por ello. Así como Yasuda había mencionado, había sentido algo de celos, pero ese era su problema, no el de Kirishima o de alguien más.

“Aun no terminamos de hablar.”

“Ya te dije, no hay de lo que hablar.” Era malo en mantener un rostro calmado, particularmente cuando se trataba de Kirishima, quien parecía adepto a leer sus expresiones, así que le dio la espalda para evitar que se notaran y Kirishima lo agarró por detrás. “¿Qué de-?”

“No te vayas todavía.”

“Déjame ir, no hagas este tipo de mierda en la oficina.”

“No te preocupes, nadie vendrá aquí.”

“¡Ese no es el problema! ¿Cuántas veces debo decirte eso antes de que se venga abajo?” En contraste con Yokzawa, quien quiera dibujar una clara línea entre sus vidas públicas y privadas, Kirishima difícilmente hacia una distinción entre ellas. Kirishima podía cambiar fácilmente entre ambas personas y parecía que no veía el punto en esa separación. Preocupándose así y perdiendo el poco control mental que tenía, aseguraba el terminar todo lo que intentaba en resultados a medias.

Dado que tenían que interactuar en la oficina varias veces, ya pasaba mucho tiempo lidiando con Kirishima. Quizás eso era parte de lo que le hacía cambiar de modo tan difícil.

“Porque no estas contestando honestamente mis preguntas.”

“Dios, eres un maldito obstinado. Te dije que no es nada para preo-“ Pero las voces de afuera interrumpieron su vociferar- posiblemente de personas que intentaban usar ese pequeño cuarto de conferencias. “¡Déjame ir!” Siseó, empujando a Kirishima para liberarse y rápidamente salió de la habitación.

“Whoa, ¿Yokozawa-san?”

“Lo siento, no quería interponerme en tu camino.”

El miembro del departamento de filmes, cuyo rostro Yokozawa vagamente reconocía, abiertamente se quedó boquiabierto ante los dos, como si estuviera confundido sobre lo que gente de otros departamentos hacían por ahí, solos. Sintió su irritación por el ahora ausente Yasuda crecer, pero no había razón en quejarse ahora.

De acuerdo, me voy.” Dar una excusa solo incrementaría las sospechas, así que abandonó a Kirishima y se apuró con evidente prisa. Voló hacia el elevador que afortunadamente acababa de dejar a sus pasajeros y presionó el botón del segundo piso. “Gracias a Dios…” Murmuró para sí mismo una vez que estuvo solo en el elevador. Envidiaba la habilidad de Kirishima de no ser afectado por los pensamientos u opiniones de otros, especialmente cuando el corazón de Yokozawa aún estaba latiendo a toda prisa. “Creo que necesito más entrenamiento, eh…” Murmuró para sí mismo con un poco de auto desprecio.

Continuará…

 

Una respuesta to “Yokozawa Takafumi no Baai 6 (Capitulo 11 parte 4) [Español]”

  1. Soanychan 09/02/2015 a 7:51 am #

    Gracias por traducir🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: