Yokozawa Takafumi no Baai 6 (Capitulo 11 parte 3) [Español]

8 Feb

Hola🙂 hoy les traigo la tercera parte de este capitulo, ya terminé de traducir las 6 partes que hay traducidas en inglés hasta la fecha, pero me falta corregirlas🙂 Espero les guste ^^

Titulo: Yokozawa Takafumi no Baai 6

Autores: Nakamura Shungiku, Fujisaki Miyako

Serie: Sekai-ichi Hatsukoi

Traducción japonés – inglés: September Scanlations

Traducción inglés – español: Hagane10

Al comenzar la semana Yokozawa se encontró con menos y menos oportunidades de interactuar directamente con Kirishima, varios días habían pasado sin que hablaran cara a cara. Se mandaban mensajes y correos, seguro, pero no habían hablado realmente en días.

Hiyori estaba pasando la semana con sus abuelos, o aparentemente en algunas tardes la madre de Kirishima pasaba la noche en su casa. Por ello, Yokozawa no podía ir como lo usual, así que tampoco había podido ver a Hiyori o a Sorata últimamente.

Sin embargo, esto difícilmente era inusual, incluso Kirishima, quien hacía lo posible siempre por salir del trabajo a tiempo estaba lleno de trabajo al final del ciclo de cada mes y encima de todo con la próxima feria preocupándolo, Yokozawa tampoco había tenido un momento para tomarse un respiro.

“¿Eh?”

Batalló para entender lo que su jefe le había dicho, porque los pensamientos en su mente lo tenían estancado. Había sido llamado a la oficina de su superior bajo la premisa de que debían tener una ‘charla’.

Ignorando la confusión de Yokozawa, el hombre continuo: “Esto aún está por debajo de la mesa, tu entiendes, nada esta propiamente dicho aun, pero confiamos en que tú eres el hombre para el trabajo. Nos gustaría poner esas habilidades que has mostrado trabajando en la división de comics a un mejor uso en otro lugar. Así que, siendo ese el caso, deberías prepararte.”

“Ya veo…”

“Aunque, por supuesto, nada pasará hasta que la feria termine, así que no te preocupes mucho por ello en el futuro inmediato. Ahora solo concéntrate en lo que debes hacer.”

“..Sí señor…” Respondió sombríamente, dejando la oficina aturdido.

Su mente estaba completamente en blanco, eso había salido de la nada.  Patéticamente, aun no había podido entender que había pasado.

Por como su jefe lo puso, estaban pensando en cambiar la división en la que estaba asignado, seria transferido de comics, donde trabajaba ahora, a la división de literatura. Incluso si no había nada concreto aun, el hecho de que hubiera sacado la sugerencia significaba que estaba a punto de concretarse.

Y no era exactamente una idea extraña, al contrario. De hecho, era más raro que solo hubiera trabajado en comics desde que se unió a la compañía.

“Literatura ¿eh?…”

No se quejaba de la posición que tendría de todos modos, era solo que… había estado involucrado en comics tanto tiempo que no podía alejar la sensación de que sería difícil decirle adiós al trabajo.

No había nada que pensar al respecto, sólo tenía una opción. Como un empleado trabajando para una compañía, no tenía más opción que cumplir con sus políticas. No siempre tendría el lujo de hacer exactamente el trabajo que quería hacer. Ganaba su salario haciendo su trabajo como empleado de una compañía, así que si recursos humanos decidía que debía trabajar en otro lugar, tenía el deber de hacer lo que le ordenaran, aunque fuera una decisión con la que no estuviera contento.

Por el lado amable, al menos no sería transferido fuera de ventas, por como lo veía ventas y mercadotecnia eran lo suyo. Jamás podría haber trabajado en las divisiones de edición o gráficos, las cuales requerían  algo de talento creativo, tampoco pensaba que le fuera bien haciendo trabajo de escritorio en los departamentos de producción. Un trabajo que requería algo de caminata era definitivamente el más adecuado para alguien que de verdad estaba sumergido en su trabajo, como Yokozawa.

“¡Oh, bienvenido, Yokozawa-san! ¿Qué quería el jefe?”

Yokozawa se paralizó por un momento ante la pregunta inocente de Henmi. “¿Eh? oh, uh, sólo quería saber cómo van las preparaciones para la feria.” Habían discutido sobre la feria después de todo, así que no era una mentira, pero probablemente era mejor no sacar el prospecto de cambiar de división con Henmi hasta que las cosas estuvieran establecidas.

“¡Sólo un mes más hasta que comience! Me mareo al sólo pensar en todo el trabajo que falta hacer. ¡Si ya es suficientemente difícil hacer una feria normal, pero esta vez nos estamos involucrando con todos!” Los géneros típicamente tenían sus ferias por separado al final del año, pero este año toda la compañía Marukawa Shoten estaba cooperando para hacer una feria, como dictó el presidente, un intento de romper las barreras entre los géneros. Quería que los lectores estuvieran expuestos a géneros que tal vez jamás hubiesen experimentado y tenía muchas ideas sobre cómo hacer tan inmenso esfuerzo.

Sin embargo, mientras que los despreocupados espectadores veían la feria como diversión o un ‘festival’ llamativo, para Yokozawa, siendo responsable de armar todo el asunto, era el origen de muchos problemas y pruebas.

“Supongo, aunque no estaba seguro de si podríamos hacerlo al principio, perp parece que todo está yendo bien. Aunque comenzaré a poner mis esfuerzos en hacer despegar a Za Kan pronto.” Junto con la próxima feria de invierno, había planes para una promoción separada de los antiguos volúmenes de Za Kan y su próxima película. Eso, combinado con el hecho de que un nuevo volumen saldría a la venta justo antes de la película, significaba que la campaña sería ostentosa.

Sería una gran oportunidad para aprovecharse del estreno de la película para incrementar las ventas del comic, pondrían una nueva portada en los volúmenes más viejos, harían promociones en el nuevo volumen y revista, y dominarían las esquinas de las tiendas que cooperaran. Sería imposible tener éxito con este plan sin la ayuda del departamento de edición. Ahora que habían asegurado convenios de cooperación con varias cadenas de librerías, estaban planeando hacer una promoción a nivel nacional. La producción de poster y paneles para la campaña ya se estaba haciendo.

“¡Oh, sí! También esta eso, ¿no? Están en la fase final de revisar la película, ¿no? ¡Ya quiero verla en los cines!”

“Tendrán la primera proyección pronto.”

“¿La vas a ver?”

“Si tengo tiempo, sí.”

“¡Eso es genial! También me gustaría ir…”

“Bueno, afortunadamente para ti me dijeron que invitara a otros de ventas, así que pasa la palabra a cualquiera que le gustaría verla.”

“¡Grandioso! ¡Estoy muy emocionado!”

“Parece que les gustaría escuchar la opinión de alguien neutral, así que asegúrate de poner atención.”

“¡Mantendré ambos ojos bien abiertos como si fuera un crítico de cine real tratando de escribir una mordaz reseña! Oh, eso me recuerda, ¿Qué pasó con los planes para la promoción de nuevos empaques y lanzamiento de volúmenes?”

“Nada se ha concretado aún, todos están ocupados preparándose para el estreno de la película. Aunque realmente me gustaría tener una idea de sus planes…”

La división de publicación y animación estaban completamente separadas, lo que significaba que sus representantes de ventas estaban separados también. Medios cruzados involucraban la cooperación de múltiples tipos de medios, lo cual requería trabajar con divisiones que jamás habían conocido para terminar el trabajo. Era más fácil decirlo que hacerlo, claro, pero la recompensa era substancial.

“¿Debería hacer algunas propuestas yo? La audiencia meta son los lectores del manga original, ¿verdad? no creo que se aparten mucho de eso.”

“Sí, tienes razón, haz algo si tienes tiempo. No podemos dejar pasar esta oportunidad para aumentar las ventas.”

“¡Haré mi mejor esfuerzo!” Henmi regresó brillante, lleno de confianza y energía. Había sido un tanto cabeza hueca, cuando se unió a la compañía, sin embargo uno motivado; pero ahora, Henmi era confiable y Yokozawa reflejaba que ya no le quedaba mucho que enseñarle.

“Has estado muy animado últimamente, ¿Pasó algo bueno?” Últimamente Henmi había parecido estar de un sospechoso muy buen humor toda la semana. Siempre era muy animando, pero últimamente había estado prácticamente entre las nubes.

“¿¿Oh, te diste cuenta??” Sus ojos se iluminaron y Yokozawa se dio cuenta de que cayó en su trampa, aparentemente estaba más que dispuesto para discutir sobre su vida personal.

“No es como si me hubiera dado cuenta… bueno, era muy obvio…” Yokozawa empezaba a arrepentirse de haber preguntado, debió simplemente haber cerrado su gran bocota.

En realidad… ¡Me conseguí una novia! La conocí a través de un amigo en común, ¡Pero es maravillosa! Nos llevamos bien, nos encantan los mismos autores-“

“Está bien, ya tuve suficiente de escucharte halagarla.” Lo interrumpió, deteniendo a Henmi cuando comenzaba a irse por las ramas.

Henmi dejó el tema con un puchero. “Aww, al menos pudiste haberme escuchado un poco…”

“Sí, sí, en otra ocasión.” No podían desperdiciar el tiempo en conversaciones largas en la oficina, el lugar de trabajo era exactamente eso, un lugar para trabajar.

 

Por un momento el rostro de Kirishima apareció en su mente, una punzada a travesó su pecho cuando consideró todas las dificultades que había pasado, pero al menos no habían comenzado a afectar su desempeño laboral. Por como lo veía, la oficina era un lugar donde uno debía evadir esas demostraciones extravagantes, y siempre hacía un esfuerzo para resistir los avances de Kirishima, no era como si se rindiera voluntariamente.

Entonces se dio cuenta inmediatamente de lo desesperado que estaba por excusar sus acciones, lo que solo servía para deprimirlo más.

“De acuerdo, ¡Pero definitivamente tienes que escucharme la próxima vez que vayamos a beber!”

“¿Por qué demonios quieres hablar tanto de ella?”

“No lo sé, ¿Tal vez solo quiero compartir mi felicidad con otros?”

“Entonces no.” Respondió inmediatamente rechazando su oferta previa de ir a beber. El tener una novia asegurada hacía que Henmi pareciera que escupía flores por la boca.

“¡¡Ah, que cruel!! ¡Yokozawa-san tu eres quien me preguntó!”

“Nunca dije que quisiera escucharte hablar y hablar sobre tu novia.” Le había preguntado qué lo tenía de buen humor, sí, pero no quería detalles en realidad, y no quería que Henmi tuviera la idea equivocada.

“Esto no es hablar y hablar, es simplemente… ¡Un anuncio!” La manera en la que hablaba tan seriamente sobre cosas que la mayoría de la gente sólo murmuraría medio dormida no dejaba dudas: una maldita cama de flores estaba creciendo aquí. Si sólo dejaba a Henmi seguir sus tareas se calmaría pronto, así que Yokozawa decidió no involucrarse en ningún tipo de conversación ociosa en el futuro próximo.

“Lo que sea, deja de parlotear y ponte a trabajar.”

“Sí señor~”

Dándose cuenta de que necesitaba hacerse cargo de sus deberes, Yokozawa se plantó frente a su escritorio y abrió su correo, encontrando mensajes sin leer buscando su confirmación en varios asuntos ¡Lo cual paso mientras se separó de su escritorio por pocos minutos! Rápidamente los observó, optando por responder los que eran más importantes por el momento.

Entre los mensajes sin leer había uno de Kirishima, por cómo se veían las cosas, era un correo relacionado al trabajo, consistiendo de una confirmación para cosas pequeñas y recordatorios, pero era más que suficiente para sacar a la superficie los sentimientos en los que no había querido pensar.

“………”

Ahora, su trabajo era vender comics, incluso si se cambiaba a literatura, aun usaría el conocimiento que había conseguido en esa posición para vender libros, pero a pesar de entender que pensar sobre ello no cambiaria nada, no podría evitar tener esos pensamientos dándole vueltas a su cabeza.

La razón por la que estaba tan reacio a aceptar el cambio de posición… era por sus sentimientos, a pesar de saber lógicamente que no había nada que hacer.

¿Qué diría Kirishima en un momento así?

En la superficie parecía comportarse infantil a veces, pero en el trabajo era el editor en jefe, quien comandaba y manejaba a sus editores. Aquí, el usaba la fachada de un severo superior, nada que ver con su personalidad en su tiempo libre.

Quizás trataría de convencer a Yokozawa para aceptar todo… eso era difícilmente algo con lo que necesitaba molestar a Kirishima o discutirlo con él, pero si pudiera hablar con él de ello, podría ser capaz de ordenar esos sentimientos de alguna manera.

Pero tan pronto como lo considero, inmediatamente recordó la agenda de Kirishima. “Está demasiado ocupado ahora, ¿no?…” Incluso le dijo a Yokozawa el pasado fin de semana que estaría sumergido en trabajo en el futuro próximo por el estreno de la película. Incluso Hiyori, una niña de escuela primaria, había ofrecido quedarse con sus abuelos. No era momento para que un hombre como Yokozawa estuviera necesitado.

“¿Dijiste algo Yokozawa-san?” Ante la pregunta de Henmi, Yokozawa se dio cuenta de que había estado murmurando para sí mismo, tal vez todo el asunto había sido una conmoción más grande de la que el pensó.

“No es nada. Lo siento pero necesito salir un momento. Si alguien llama, diles que les devolveré la llamada pronto.”

“Lo haré.”

Entonces se levantó, dejando a Henmi a cargo, y con su teléfono y cartera se dirigió al cuarto de descanso en el tercer piso. Si se sumergía en el trabajo como siempre, terminaría olvidándose de sus problemas, pero el trabajo era ahora el problema.

“…Tsk” Inconscientemente se dirigió al cuarto para fumar antes de darse cuenta a medio camino de que no había traído sus cigarrillos con él. O de que estaba dejando de fumar. En gran parte su ‘descanso’ de fumar era por salud, pero más allá de eso lo hacía en consideración a Hiyori. Era incomodo llegar a su casa oliendo a tabaco cuando Kirishima ya no fumaba.

No había sentido una gran necesidad de fumar últimamente, pero ahora se sentía particularmente irritado y esperaba suavizarlo con algo de cafeína. Deslizó su mano en su bolsillo para sacar su cartera, presionó el botón para café negro y esperó a que la taza de café se llenara, cuando escucho una conversacion cercana.

“¿Hm…?”

Parecía que ya había alguien en el cuarto de descanso. Si parecía que hacían algo relacionado al trabajo, sería mejor no molestarlos y encontrar otro lugar para relajarse. Echó un vistazo a escondidas, entonces contuvo el aliento cuando se dio cuenta de quien se trataba. Ahí, de pie con una taza de papel en mano y platicando animadamente estaban Kirishima y Yasuda.

“—”

No había razón lógica para estar tan nervioso, pero aun así sus pies se paralizaron. El par parecía tener un aire particular entre ellos, lo que hizo que Yokozawa estuviera reacio a entrar. Si no los iba a llamar, entonces debería hacer lo que había planeado inicialmente y solamente encontrar otro lugar para tranquilizar sus sentimientos, pero por alguna razón no podía alejar su mirada del par.

Sabía que Kirishima veía a Yasuda sólo como un compañero de trabajo y contemporáneo, y mientras que el reconocía el talento de Yasuda y en veces lo alababa, no tenía un sentimiento particularmente especial. Incluso ahora sólo estaban de pie ahí, juntos por algo relacionado al trabajo. Él entendía, muy en el fondo, que la vida pública y privada de uno, trabajo y asuntos personales, iban separados.

“………”

Pero… Yokozawa y Kirishima sólo podían interactuar como lo hacían diariamente por el trabajo, una vez que Yokozawa cambiase de posición… esas interacciones se reducirían a nada. Amaba su trabajo en la venta de comics y no sólo era la oportunidad para interactuar con Kirishima lo que le gustaba, el genuinamente disfrutaba trabajar con él.

El trabajar con Takano era también un esfuerzo que valía la pena, pero Kirishima tenía edad y experticia a comparación de Yokozawa, dejando a Yokozawa con una sensación completamente diferente de logro en un trabajo bien hecho. Honestamente, en realidad no quería cambiar eso.

Lo que sentía ahora por Yasuda… probablemente eran celos, celos sobre eso. Tenían algo entre ellos que entendían mutuamente como contemporáneos quienes entraron a la compañía al mismo tiempo y habían interactuado con el paso de los años.

“Eso me recuerda, estás haciendo la versión comic de la obra de Oosaki Ryou, ¿verdad?”

“¿Ya lo sabes? Ciertamente se esparció rápido.”

Yokozawa había perdido la oportunidad de hacer una salida triunfal, sin haber escuchado a escondidas su conversación. Sabía que no era correcto, pero no podía evitar ser un poco curioso.

“Todos dicen que tengo buen oído. Oosaki-sensei fue contigo a la universidad, ¿verdad?”

“Espera, ¿Incluso sabes eso? ¡Me acabo de dar cuenta de ello al hablar con Chiba-san hace rato!” ‘Chiba’ es el editor de Oosaki. Por el sonido de su conversación parecía que Kirishima todavía no conocía al autor personalmente. Aun así, era una sorpresa el escuchar que Kirishima y el autor se habían conocido antes, Kirishima parecía un poco conmocionado, pero ¿Qué tan cercanos habían sido?

“Ustedes debieron ser cercanos como para que Oosaki-sensei pidiera que tu dirigieras la versión comic personalmente.”

“En realidad no, tal vez estuvimos en una clase juntos. Así que nos veíamos ocasionalmente, pero jamás interactuamos fuera de clase. Ellos jamás iban a beber con nosotros, así que no tenía idea de sus planes después de la universidad.”

“Así que supongo sólo son excompañeros, ¿eh?”

“Sí, más que nada. En realdad yo casi no salía con chicas seguido después de todo.”

“Espera, ¿Oosaki Ryou no es un hombre?”

“Asumiendo que el nombre real que escuché de Chiba-san era correcto, es definitivamente una mujer.”

“Wow, nunca me di cuenta. Sus obras debut fueron thrillers bastante crudos de suspenso, que lo asumí. ¿Qué tipo de mujer es?”

“Sé que me hará sonar como un patán, pero realmente no recuerdo como se veía. Era algo así como un ratón de biblioteca, usaba lentes creo. Recuerdo que siempre tenía la cara en los libros.”

“¿Eh? ¿Esa es la relación más cercana que tuvieron y aun así ella va y pide que tu lideres su comic?” Yokozawa silenciosamente concordó con la sospecha de Yokozawa, no había sido una petición frívola tampoco. Marukawa había estado desesperada por la aprobación para estrenos en otros medios de las obras de Oosaki, y el que Kirishima estuviera involucrado había sido una de las condiciones estipuladas para conseguir la aprobación. A decir verdad, Kirishima jamás tuvo la opción de rechazar el trabajo.

“También es desconcertante para mí. Aunque no sé, ¿Tal vez se siente algo nostálgica?”

“No puedo imaginar que hiciera peticiones personales en un proyecto de trabajo solo por eso, oye, tal vez le gustabas.”

“¡¡!!” Yasuda casualmente acababa de decir la suposición que había estado rondando en la mente de Yokozawa, y todo su cuerpo se paralizó ante la franqueza con la que había hablado, sin contener nada.

“Nah, de ninguna manera. Quiero decir, difícilmente hablamos, en serio dudo que sea el caso.”

“Oye, todos los que han tratado de seducirme han sido personas a las que jamás les he hablado, ¿Te das cuenta?”

 

”Por favor no trates de insinuar nada entre nosotros. Además, todos los que se te han lanzado seguramente quieren ser tus esclavos.”

“Valientes palabras de un hombre que sólo es perseguido por acosadoras locas. Aunque creo que finalmente encontraste a alguien bueno, pero debo decir que el hecho de que es un hombre me sorprendió al principio.”

El comentario de Yasuda mandó un escalofrió a lo largo de la espalda de Yokozawa, el ‘alguien bueno’ de quien hablaba era el mismo Yokozawa.

Decidiendo que no escucharía a escondidas más de esta conversación, se tragó el resto de su ahora tibio café y se dispuso a irse, más molesto de lo que estaba cuando había venido.

“—“

Su mente era un desastre, pero ¿Por qué se estaba preocupando tanto? Incluso si no tuviera el asunto sobre el cabio de posición laboral con el cual lidiar, aun se hubiera sentido incomodo por el tema de la conversación de Yasuda y Kirishima, y por supuesto estaba el hecho de que no se sentía completamente cómodo con su relación para empezar. Él jamás había sido del tipo calmado, lo sabía. Pero aun así, siempre había sido de mente estrecha y saltaba a conclusiones.

Parecía que nada había cambiado en esos meses con Kirishima, y sintió un golpe de irritación ante su completa falta de compostura. Tal vez sería lo mejor… el poner algo de distancia física entre los dos para aprender a manejar mejor su vida pública y privada y así no repetir los  mismos errores del pasado.

Pero mientras se quedó ahí, discutiendo consigo mismo, alguien llamó su nombre. “Yokozawa”

“¡¡!!” El hecho de que Yasuda había sido el que lo había llamado, conmocionó más. Se volteó, tratando de suprimir su descontento. “¿Necesitas algo?” Enfrentándolo directamente así le recordó lo guapo que era el tipo, pero al fin se estaba acostumbrando a ello.

“¿Qué? ¿Necesito una razón para hablarte?”

“No, no es lo que yo…”

“Bueno, así pasa. Tengo una razón, ¿Te molesta que hablemos?”

“¿Eh?” Respondió torpemente ante la repentina petición.

“Vamos, puedes tomarte 10 minutos libres, ¿no? Necesitamos hablar, así que ven conmigo.”

“¿Sobre qué?”

“Si no te apuras, Kirishima vendrá.”

“¡¡!!” Ante la urgencia de Yasuda, por reflejo entró al elevador.

 

Continuará…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: