Yokozawa Takafumi no Baai 6 (Capitulo 11 parte 1) [Español]

1 Feb

Hola🙂 Hoy les traigo una parte de mi proyecto de vacaciones, (las cuales acaban mañana :c), que es traducir la novela mas reciente de Yokozawa. Sé que me salté dos novelas, pero quería ponerme al corriente. La traducción de japonés-inglés la hace September Scanlations, y como aun no la han terminado iré subiendo las partes que llevo traducidas de lo que ellas han traducido. No pondré descarga hasta que este 100% completa la traducción del libro, espero no les moleste tener que leer en el navegador, siempre pueden copiar y pegarlo ^^

Sin mas que decir, espero les guste🙂

Titulo: Yokozawa Takafumi no Baai 6

Autores: Nakamura Shungiku, Fujisaki Miyako

Serie: Sekai-ichi Hatsukoi

Traducción japonés – inglés: September Scanlations

Traducción inglés – español: Hagane10

ytnb 6 cover

ytnb 6 inner

Después de hacer varias gárgaras, Yokozawa Takafumi regresó su cepillo de dientes al estante encima del lavabo. El cepillo azul era de Kirishima, el rosa de Hiyori y el verde claro era el suyo. Al lado del estante habían dos tazas para enjuagarse: la rosa, que combinada con el cepillo de dientes, era de Hiyori, mientras que Yokozawa tomaba prestada la taza que Kirishima usaba.

Se limpió la boca con la toalla que yacía sobre su hombro antes de lanzarla a la lavadora. Viendo que ya pasaba de medianoche, decidió poner el temporizador para que la lavadora parara cuando se despertasen en la mañana. “Creo que a las 7 AM estará bien…”

El día siguiente era una festividad, así que podían dormir un poco más, pero eso no cambiaba el hecho de que terminarían despertándose mas o menos a la misma hora usual por hábito.

Al principio se había sentido incómodo con la manera en la que muchas de sus pertenencias terminaron en la casa de los Kirishima, pero ahora ya se había acostumbrado a ello.

Para los demás, probablemente parecía que iba con demasiada frecuencia. Al principio sólo iba y entonces lo invitaban a cenar, pero desde que habían comenzado a hacerse cargo de su gato enfermo había comenzado a pasar la noche ahí también.  Kirishima y Hiyori habían adentrado a Yokozawa y a Sorata a su círculo familiar, y nunca hubiera imaginado lo mucho que terminó involucrándose con ambos.

La comodidad de este hogar era debido en gran parte a la naturaleza inocente de Hiyori. No había sido penosa en lo más mínimo la primera vez que se vieron y ahora incluso se permitía tenerle completa confianza. Incluso decir “Estoy en casa.” cuando entraba al genkan se había vuelto algo común.

Le había tomado bastante tiempo aprender la felicidad de que otras personas lo aceptaran incondicionalmente.

Limpió el empañado espejo con su mano, viendo su reflejo. Cumpliría 30 el próximo año, pero aún no lo aceptaba. Muchos parecían siempre verlo más grande de lo que realmente era, pero últimamente sentía que finalmente comenzaba a parecer de su edad, poco a poco.

Pero sólo porque estaba a punto de llegar a sus 30 no significaba que sintiese alguna sensación particular de pánico. Era sólo que… no podía negar el sentir una pequeña molestia ya que no se había vuelto el adulto que imaginó cuando era niño.

Incluso desde que entró a Marukawa Shoten recién, graduado de la universidad, se había enfocado solemnemente en ventas. Nunca había sido particularmente bueno en lidiar con cosas a la primera, pero mediante el trabajo duro y la resistencia se las había arreglado para agarrarle el hilo, complementando las áreas en las que fallaba. Ahora, en lugar de la imprudente actitud que tenía cuando entró por primera vez al mundo adulto, sentía que tenía un mejor manejo de su trabajo. Si tuviera que, admitiría que eso era una señal de crecimiento personal.

Trataba de mantenerse por encima de todas las cosas, en un esfuerzo para asegurarse de que sus actividades diarias no se volvieran en ‘hacer las cosas solo por cumplir’, pero cuando estaba así de ocupado, había cosas que pasaba por alto y eso lo asustaba.

Ahora era noviembre y la falta de descanso con la que había lidiado había aumentado visiblemente, más que nada por el festival de fin de año que estaba supervisando; una campaña para celebrar la premier de la pelicula de Za Kan comenzaría pronto. Para sacar este proyecto, debía coordinarse no sólo con la división editorial, sino también con la de animación.

Los proyectos seguían acumulándose, uno tras otro, absorbiéndolo por completo, y mientras se comenzaba a hartar de esos días sin fin de presión en la oficina, aun así se sentía algo satisfecho.

Pero ya no era lo suficientemente joven para poder resistir con poco sueño o descanso, y cuidar de sí mismo era una parte importante para contribuir como miembro de una sociedad. No podía permitirse olvidar que su cuerpo era su más grande recurso si pretendía seguir trabajando por otras docenas de años.

Salió del baño y se dirigió hacia el den, donde encontró a Kirishima, sentado con su segunda cerveza de la tarde mientras veía televisión y ya bañado.

“¿Bebiendo otra vez?” Hiyori estaba pasando la tarde con sus abuelos, así que comieron fuera y Kirishima había disfrutado bastante del sake y shochu.

“Es solo un poco de malta rebajada, ni siquiera cuenta como un trago. No te preocupes, tengo suficiente para ti también. Tenemos día libre mañana, así que bebe tanto como quieras.”

“Estoy bien.” Kirishima le había insistido anteriormente que bebiera, pero sentía que ya había tenido más que su ración justa esa tarde. A pesar de haber bebido más que Yokozawa, Kirishima no mostraba señales de sentirse afectado, lo cual solo servía para irritarlo más. “Pero caray, pareces un maldito colador. ¿Cuánto necesitas para embriagarte exactamente?”

Yokozawa se dirigió a la cocina, llenando un vaso con hielo y luego con agua de la llave antes de ponerlo a un lado de Kirishima. Después de un gran trago sintió su reseca garganta finalmente refrescada.

“Nunca me he puesto tan borracho desde que deje de enloquecer con el alcohol como lo hice cuando era joven.”

“Bueno, no te excedas solo porque no te emborracharas. Incluso si eres muy resistente, sigues forzando a tu hígado.” Después de todo, incluso una persona que no se ponía borracha o no tenía resacas, tenía un hígado seguía trabajando para eliminar el alcohol de sus sistemas. El beber prácticamente todos los días, eventualmente causaría un colapso en el hígado y solo porque tenía mucha resistencia al alcohol no significaba que no necesitara cuidarse.

“¿Te preocupas por mí?”

“Sólo te hago saber mi opinión general sobre el tema.” Respondió rápidamente a la pregunta. Seguro, puede que se preocupara un poco, pero no podía permitir que él lo supiera.

“Aww, no seas tímido, sólo admite que te preocupaste por mí. Bueno, no es como si bebiera todos los días, así que estaré bien. Sólo tiendo a exagerar un poco porque es genial pasar tiempo contigo.”

“No trates de echarme la culpa.”

“Era un cumplido, sé feliz con ello.”

“Sí, sí, gracias. Por cierto, ¿A qué hora llegará Hiyori mañana?” Él tranquilamente hizo a un lado el comentario para cambiar el tema y evitar que Kirishima comenzara a actuar insistente. Kirishima no parecía muy complacido con ello, su expresión pareció insatisfecha por un momento pero rápidamente se rindió, continuando con el cambio en la conversación.

“Dijo que iría al zoológico con mis padres, así que probablemente volverá en algún momento de mañana en la tarde.”

“Eso significa que no necesito preparar el desayuno. ¿Quieres ir a algún lado para desayunar? Si sólo estaremos nosotros también deberíamos ir de compras.”

“Hey, ¿No hay opción de que cocines solo para mí?” Él frunció sus labios, poniendo deliberadamente cara de puchero. Era difícil creer a veces que un hombre tan infantil como Kirishima pudiera ser el editor en jefe de una popular revista de manga shonen. Seguramente ninguno de sus subordinados le creerían a Yokozawa si alguna vez les contara sobre este tipo de momentos.

“Es mas fácil ir a comprar algo mientras estamos en la tienda. Si insistes en comer en casa, todo lo que puedo hacerte es algo de arroz frito que queda.”

“Entonces eso está bien, todo es sabroso mientras seas tú el que lo prepare.”

“Que fastidio, está bien entonces. Pero sólo para que sepas, esa actitud tuya de ‘lo que sea está bien’ es bastante molesta.” No había nadie que no apreciara cumplidos sobre su comida, pero era demasiado vergonzoso el agradecerle por sus palabras, así que debía responder de manera habitual.

Pero era realmente difícil tener un menú decente, y si sólo fuera algo para él podría hacer algo simple, pero difícilmente podría hacerlo si compartía la comida con alguien más también.

“Entonces está bien, quiero comer arroz frito.”

“¡No tienes que hacerlo sonar tan forzado! caray… oh, sí, debo ir a la oficina el domingo. Necesitan algo de ayuda con un evento de autógrafos literarios.”

“¿Un evento de Autógrafos? ¿Les falta personal?”

“Está eso, pero es uno de los autores que nos ayudó a hacer la feria. Quería darle mi agradecimiento personalmente, así que accedí a hacerlo.” El autor era un escritor veterano misterioso al cual le encantaba hacer fanservice, y cada vez que publicaba un libro nuevo, participaba en eventos de autógrafos, charlas y cosas por el estilo. Un evento planeado para la feria involucraba a los autores de diferentes géneros discutiendo sobre negocios juntos, y mientras habría algo de tiempo antes del talk show, Yokozawa realmente lo estaba anticipando.

“Ah, ya entiendo. Eso me recuerda, estaré involucrado en algo relacionado a la literatura pronto, ¿Lo mencione antes?”

“No he escuchado nada al respecto, ¿Algo consiguió un lanzamiento en manga?”

“Sí, ¿Has escuchado sobre la obra de Oosaki Ryou que se volverá una película?”

“Siento que alguien me lo mencionó recientemente, sí. Rechazaron todas las ofertas de medios cruzados hasta la fecha, aunque, el que consiguieran la luz verde para la película hizo que el productor bailara de felicidad aparentemente.”

“Sí y harán un manga de la obra también, y será serializada en Japun.”

“Wow, eso es genial. Suena como que será el tema de conversación un rato.” Oosaki Ryou era el novelista con mejores ventas, contando con un gran repertorio de éxitos, abarcando todo desde misterios para jóvenes adultos hasta obras históricas. Sus lectores incluían gente mayor y joven, hombres y mujeres por igual con muchos fans apasionados, y mientras que él no podía jactarse de tener todas las obras del autor, Yokozawa tenía algunas copias adornando su librero.

Pero a pesar de su popularidad, el autor nunca había querido que sus trabajos fueran realizados en otro medio, no porque nadie lo hubiese sugerido, pero porque el autor se negaba a escuchar de ello.

Las películas basadas en mangas o novelas tendían a obtener reseñas mixtas, cada lector tenía sus propias ideas sobre cómo debía ser realizada, así que no era fácil encontrar un elenco o preparar un guion que pudiera satisfacer a todo el mundo. Con las novelas en particular, hechas de nada más que palabras puestas juntas, cada quien tenía su propia imagen de la historia.

Y entre más altas fueran las expectativas, mas difícil sería alcanzarlas. No era raro que audaces cambios terminaran en un gran descontento.

El autor tenía grandes ideales y una fuerte convicción que finalmente habían acordado era hora de evidenciar lo mucho que creían podría pulirse.

“De ahora en adelante, al menos, estaré a cargo de producir un solo volumen del manga…”

“¿Por qué pareces tan consternado? ¿No es algo bueno? Este autor que jamás ha estado interesando en que se hiciera una película con uno de sus trabajos accedió no sólo a eso, pero a la realización de un comic también.”

“Bueno, sí, es sólo que… las condiciones que pusieron…” La expresión de Kirishima se volvió solemne, siendo particularmente evasivo. Yokozawa no entendió el porqué, pero él parecía no estar tan emocionado sobre el prospecto de este proyecto.

“¿Qué? ¿Soltaron algún tipo de estipulación molesta, o algo así?”

“No es molesta, es sólo que… hace que me pregunte por qué lo aceptaron en primer lugar. Aparentemente sólo accedieron a hacer la película si yo estaba a cargo de la versión manga.”

“¿Por qué demonios pidieron eso? ¿Te conocen?” Yokozawa ciertamente no estaba esperando esa confesión y su expresión se volvió suspicaz. Había escuchado de autores que demandaban la participación de cierto director o actor a cambio de acceder a hacer una película de sus trabajos, pero no sobre designar el editor de un manga, eso era algo nuevo.

“No, estoy seguro de que nunca nos hemos conocido, así que eso me molesta.”

“Tal vez han escuchado grandes cosas sobre ti y decidieron que quieren trabajar contigo.” Kirishima era algo así como una celebridad en su campo, después de todo era conocido como el editor de un autor popular y un vistazo a alguno de los trabajos que el había manejado te diría lo necesario sobre sus habilidades.

Y eso no sólo era sobre habilidad, su apariencia física era asombrosa. Tenía gráciles rasgos faciales, una altura que superaba el metro ochenta, brazos y piernas largos y un cuerpo saludable y firme. Con solo caminar por la calle el sujeto atraía las miradas de hombres y mujeres por igual, y algunas mujeres tenían el valor suficiente para hablarle. Desde que había accedido a una entrevista que incluía fotos de él se había vuelto más conocido y podría fácilmente ser llamado una celebridad en su pequeña esquina del mundo laboral. Yokozawa incluso recordó el haber escuchado que después de que sus fotos aparecieran en una revista para mujeres, había recibido correo de fans.

Sobre todo eso, tenía una naturaleza muy sociable con la cual había conseguido algunas fans dentro de su compañía. Algunas de sus compañeras de trabajo habían, en algún momento, intentado usar a Yokozawa para acercarse a Kirishima.

“Supongo que debo esperar que sólo sea eso…”

“¿Qué te preocupa tanto?”

“No estoy realmente preocupado, pero…”

“Estarás bien, ¿Qué tipo de persona es este ‘Oosaki sensei’ de todos modos?” Ni su género o edad, mucho menos su rostro, se habían hecho públicos, y por lo que había leído, jamás había hablado demasiado sobre detalles personales en las entrevistas. El autor misterioso, cuya identidad real nadie conocía, se volvió un buen tema de conversación durante un tiempo.

Yokozawa sospechaba que era un hombre joven por su estilo de escritura, pero no podía asegurarlo hasta que conociera al autor en persona. Después de todo habían muchos autores masculinos que utilizaban una forma de escribir gentil y un tanto más femenino, así como autores féminas que escribían de forma pesada y oscura, al igual que varios autores que parecían mayores pero resultaban ser estudiantes universitarios.

“No he conseguido los detalles de su editor en el departamento de edición literaria, pero hemos programado una reunión para la próxima semana, así que estoy seguro de que sabremos todo lo que necesitamos sobre el autor al igual que el por qué me ha pedido trabajar en su obra.”

“Bueno, sea lo que sea, estoy seguro de que no es una mala razón, así que probablemente te preocupas por nada.”

“Eso espero, es sólo que parece un autor realmente… particular, así que dudo que el hacer un manga de su obra resulte sin obstáculos. Lo siento, pero probablemente deba pedirle a alguien más que te ayude con el asunto de la feria de invierno.”

“No me molesta, sólo no me pongas a alguien nuevo que no pueda encontrar su camino fuera de una bolsa de papel.”

“Probablemente le pregunte a Hitomi que lo haga, así que no te preocupes. Y continuaré manejando todo sobre Za Kan, así que hazme saber si hay algo que necesites.”

“Entendido. Eso me recuerda, ¿Cuándo es la proyección de la película de Za Kan?” La proyección se refería a la primera proyección promocional de la película, cuando VIPs y el personal eran los primeros a los que se les permitía ver el trabajo final. Era también la última oportunidad para hacer la última revisión de todo, pero sería más o menos la versión final.

“A mediados de la próxima semana. Mencionaron que decidirían la fecha definitiva este fin de semana. Ese sujeto hizo un gran progreso, considerando su naturaleza, pero aún estoy asustado de que lo arruine de alguna manera en el último momento.”

“Pero nada parece raro por ahora, ¿verdad?”

“Por ahora, sí. Realizaremos la última revisión a inicios de la próxima semana, así que si tienes tiempo date una vuelta para verla.”

“¿Está bien si voy?”

“Estas involucrado en el proyecto de todos modos, así que claro. Eres el responsable de vender el maldito manga.”

“Oh, sí, creo que lo soy.” Dado que el manga y la película caían en divisiones diferentes, sentía que debía tener algún nivel de limitación, pero ahora que Kirishima lo había invitado no había ninguna razón para no complacerlo.

“¿Por qué no invitas a otros de ventas? Tenemos muchos asientos y será bueno escuchar los comentarios de otras personas.”

“De acuerdo, le preguntaré a algunos para ver quien está libre.”

“Te enviaré un mensaje cuando hayamos decidido la fecha exacta.”

Continuará…

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: