Yokozawa Takafumi no Baai 2 (Capitulo 3.3) [Español]

16 Sep

Hola! la parte punto 3 de un numero indefinido aun porque voy subiendo pedazos a como los voy traduciendo, disculpen la tardanza, pero no tengo mucho tiempo libre y bla bla bla ya se saben el resto😄 espero les guste este pedazo n.n

 

====================================

“Hiyo, tienes sueño ¿verdad? Voy a terminar aquí, así que vete a la cama.” Yokozawa le apuro, de pie en la cocina lavando los platos antes de entregarlos a Hiyori para que los secara.

“¡todavía estoy bien! Solo faltan pocos, así que voy a seguir con ello hasta que hayamos terminado.”

“Haz estado bostezando como loca desde hace un rato, no te presiones. Ya tienes los ojos medio cerrados.” Mientras lo señaló con una sonrisa, Hiyori se estiró y se frotó los ojos, pero la fatiga de un niño no se puede disipar tan fácilmente, y ella soltó otro gran bostezo.

“Aah…¡AH!” Hiyori inmediatamente lucio avergonzada por el reflejo que no pudo mantener, y la manera adorable trató de ocultar su boca abierta con las dos manos pegadas a su cara, trajo más risas.

Hiyori apenas había entrado a 5to grado en la escuela en primavera, y dado que era la hija de un padre soltero, ella generalmente encajaba muy bien; sin embargo, cuando ella hacia caras como esa, estaba claro lo muy niña que aun era.

“Yo me encargo de esto; ve por Sorata y dirígete a la cama.”

“Mmmkay, ¿entonces te importaría?”

“Seguro, déjamelo a mi. Me aseguraré de que todo este guardado, así que no te preocupes.”

“Esta bien, ¡buenas noches Oniichan!”

“Buenas noches.”

Hiyori corrió a recoger a Sorata, quien había estado acurrucado en el sofá, y se tambaleó sobre sus pies inestables hacia su habitación. Yokozawa la miro marchar con una leve sonrisa antes de colocar el último plato en el escurridor.

“Ahora entonces…” Seco sus húmedas manos con una toalla y reemplazo los platos que Hiyori ya había secado en el armario de la habitación de comedor. Deslizando la puerta de cristal para cerrar, el ojo de Yokozawa se dirigió hacia el pequeño y simple altar diseñado al lado del armario.

Era un santuario para la difunta esposa de Kirishima, Sakura.

El había escuchado que había muerto después de un decline de su salud seguido del nacimiento de Hiyori, pero nada mas, y posiblemente no podría preguntar mas. La adorable mujer en las fotos que había visto lucia como Hiyori; en una, ella estaba situada a un lado de Kirishima, sonriendo alegremente mientras sostenía a una diminuta Hiyori recién nacida en un cuarto de hospital.

El sabia que aun le ponían flores, pero mas allá de eso, el nunca había escuchado una palabra sobre ella salir de la boca de Kirishima, lo que era natural, pero él no podía entender lo que tenía en común con la mujer sonriente en el marco de imagen.

El no quería presionar sobre el pasado de Kirishima, por su puesto, pero viendo ese santuario día tras día, no podía evitar tener una persistente curiosidad.

“……….”

Le había molestado desde que él y Kirishima habían crecido más en su relación: ¿por qué lo había elegido a él?

Ellos habían interactuado ocasionalmente en el trabajo, sin embargo Yokozawa había estado relacionado con uno de sus proyectos de comics; Pero eso era todo lo que habían tenido que ver. Ciertamente no habían sido lo suficientemente cercanos como para salir a beber juntos, y cada momento en que se cruzaban en los pasillos de Marukawa simplemente habían dado el más básico de los saludos y seguido adelante. Si nunca se hubieran encontrado en aquel bar durante la noche en que Yokozawa había tratado de calmar su sufrimiento… el no estaría aquí frecuentando la casa de Kirishima así, y cuando pensaba sobre eso, lo dejaba sintiéndose… extraño.

Kirishima una vez le había dicho que había sido porque vio algo de el en Yokozawa, pero incluso así, ¿te involucrarías así con alguien solo por esos motivos? No podía contar el número de veces en que había tratado de preguntarle ¿esta realmente bien siendo yo? La única cosa que siempre le había dado una pausa antes de expresar sus inquietudes… probablemente había sido porque él estaba en el fondo, honestamente asustado de lo que podría decir Kirishima. No podía poner el dedo sobre lo que exactamente él temía, pero las dudas y preguntas estaban clavadas en su pecho como pequeños huesos de peces pequeños.

“¿Qué haces por allí? El baño esta libre.”

Yokozawa regreso a si mismo ante la voz de Kirishima llamándolo. “Oh –de acuerdo.”

“¿lavaste los platos? Gracias.”

“Tu me diste de comer; era natural. Además, Hiyo estuvo ayudándome hasta hace un momento; si vas a agradecerle a alguien, agradécele a ella.”

“¿ya se durmió?”

“Si; lucia exhausta, así que le dije que se fuera a la cama.”

“¿Y Sorata?”

“En el cuarto de Hiyo con ella.” Cuando vivía en la casa de Yokozawa, Sorata solo se acurrucaba en la cama durante las noches frías; pero aquí, sin importar que tan calurosa estuviera la noche, siempre dormía con Hiyori. A el realmente le debe agradar ella…

Kirishima saco una cerveza del refrigerador y dio un gran trago; probablemente estaba sediento por el baño. “¿Quieres una también?”

“No, tomare una después de mi ba-espera, olvídalo. Adelante, dame una.”

“Aquí tienes”

“Gracias”

Se sintió con ganas de tomar por alguna razón. Tomando la lata que Kirishima le había pasado en la mano, se acomodo en el sofá. Quería eliminar algunos de esos sentimientos de duda y desesperación con el poder del alcohol.

Al tirar de la ficha, levantó la lata a sus labios, pero esta noche, no pudo disfrutar del refrescarse de verter el líquido en su garganta, en vez quedo sólo un sabor amargo en la lengua.

“ha estado muy caluroso últimamente todo los días… pero hace a la cerveza incluso mas sabrosa.”

“Ah, oye ¡no bajes la temperatura solo porque te da la gana!” Kirishima se había sentado junto a Yokozawa y había tomado el control remoto del aire acondicionado, bajando unos pocos grados la temperatura.

“Vamos, acabo de salir del baño, esta bien. Además aquí esta como un horno…”

El se levanto la camisa y la agito contra su piel; y Yokozawa se estremeció ante el aroma jabonoso que flotaba, regañando a Kirishima para ocultar su agitación. “Hey, no te sientes ahí con todo el pelo mojado, vas a mojar el sofá.”

“Estas empezando a quejarte de mi igual que Hiyo…”

“¿de quien es la culpa que me sienta con el deber de hacerlo?”

“si, me disculpo” Se movió hacia delante, con una mirada muy apagada, y comenzó a secarse el pelo revuelto con la toalla que había tenido que colgaba de su cuello.

“……….”

El corazón de Yokozawa dio un vuelco ante la vista, y por un momento se encontró mirando, cautivado… porque le recordaba el momento en que había empezado toda esta relación.

Para ser justos, su “principio” había estado unas horas antes de ese momento, sentados uno junto al otro en un izakaya, pero Yokozawa no tenía recuerdos claros de esa noche. Despertar en un hotel de negocios desconocido, no le había creído sus propios ojos cuando Kirishima había salido del baño.

El nunca había estado tan sorprendido en toda su vida, y si bien había resultado que ellos no habían hecho nada malo, una docena de teorías salvajes habían corrido a través de su mente en ese momento. Que tan lejos habían llegado, quien había estado arriba –el había estado muy frustrado con su incapacidad de recordar algo. ¿Y luego de tener los acontecimientos de esa noche utiliza como forraje para una amenaza? Había estado fuera de su mente.

Claro, el podía mirar hacia atrás y realmente lo encontraba algo divertido, pero no se podía decir cuántos años de su vida que había perdido desde ese incidente.

“Otras pocas semanas y Hiyo comenzara sus vacaciones de verano huh…creo que es algo que solo lo niños pueden hacer –tomas todo un mes libre. Tal vez también tome vacaciones –visitar un lugar de veraneo. Probablemente he conseguido guardar suficientes vacaciones pagadas…”

“Oi –si te tomas un mes libre,  no serian capaces de sacar esa revistilla tuya o cualquiera de tus comics.” Por supuesto Yokozawa hubiera querido tomar unas largas vacaciones si pudiera, pero se preocupaba de no hace nada mas que pensar en el trabajo acumulándose todo el tiempo, y el pensamiento de tener que lidiar con una montana de trabajo hacia que su estomago se encrespara con inquietud.

La gente hablaba seguido de los síntomas de un ‘adicto al trabajo’ –pero Yokozawa pensaba que esa definición simplemente lo marcaba como un típico asalariado.

“Nah, estará bien, se las arreglaran sin mi de alguna manera. Mis subordinados son de primera categoría depuse de todo. En realidad,  probablemente sean capaces de trabajar mas cómodos y hacer un buen producto sin alguien presionándolos.”

Yokozawa se sobresalto ante el comentario ocioso de Kirishima –el hacia esas sugerencias de manera divertida, pero no sonaba como si estuviera bromeando. “Hey, dime que realmente no estas considerando tomar un mes de vacaciones, ¿verdad?”

“Sin duda, seria bueno alejarse. Oh, ¿a que hora nos vamos en la mañana?” Al día siguiente planeaban ir a ver una película juntos que Hiyori quería ver, seguido de lonche y compras en el horario. Había pasado un tiempo desde que Yokozawa había ido a ver una película; cada vez que había una película que le interesaba, las funciones habían terminado antes de que se enterara.

“Bueno, tenemos nuestros asientos reservados, así que si nos vamos alrededor de las 9 estaríamos a tiempo, creo. Pero entonces, Hiyo es madrugadora…”

El cambio mas marcado que había experimentado desde que pasaba tanto tiempo con un niño, había sido el ritmo en su estilo de vida. Hiyori era del tipo que “se acuesta temprano, se levanta temprano”, e incluso en domingos se levantaba a las 6. Ella generalmente era considerada y los dejaba dormir, pero no la podían dejar sola sin ningún desayuno. Una vez que Yokozawa había comenzado a levantarse temprano con ella, ser un madrugador incluso en fin de semana se había vuelto parte de su rutina diaria.

“¿Deberíamos hacerlo empezando la tarde entonces? A Hiyo le dará un ataque si nos quedamos dormidos.”

“Tu realmente no sacas tu trasero de la cama en tus días libres, ¿verdad?”. A pesar de verlo entre semana levantarse mas temprano que Hiyori, en sus días libres Kirishima podía dormir incluso si pasaban la aspiradora en su propio cuarto. En los días en que tenían planes, Hiyori típicamente le quitaría la sabana y le gritaría al oído para despertarlo.

“Mi interruptor no se enciende cuando se que es fin de semana, eso es todo. Aunque estoy siguió de que podría despertar ¿si me dieras un beso…?”

“Seguro que podrías” Le lanzo a Kirishima una mirada fría y bebió su cerveza. A Kirishima le gustaba evaluar sus reacciones con comentarios como este y mientras Yokozawa inicialmente sobre reaccionaba a ese tipo de bromas, había aprendido recientemente a dejarlo pasar.

“Hey, si. ¿Por qué no dormimos juntos de ahora en adelante?”

“¿Que –Quien demonios haría eso?” Kirishima había susurrado la sugerencia en su oído, y Yokozawa por poco escupe su cerveza. Reprimiendo una asfixiante tos, posiciono la lata a salvo en la mesa y alzo la voz, con el rostro enrojecido, a Kirishima que solo rió ante la exhibición.

“me siento horrado de que te exaltes así solo por la idea”

“No – ¡no estoy exaltado!”

“¿Oh no?”

“… ¿Qué se supone que significa eso?”

“Nada~” Kirishima puso una pequeña y misteriosa sonrisa en sus labios, entonces se acerco y alboroto el cabello de Yokozawa.

“Hey, ¡Deja de hacer eso! No soy un niño -¡Dije que te detengas!”

“Perdón, perdón. ¡Reflexiona!”

Yokozawa miro como Kirishima regresaba a la cocina con su lata en mano pasando sus dedos en el cabello tratando de arreglar lo alborotado. “…reflexiona, mi trasero.” A pesar de su edad, el chico podía actuar como un niño en veces, no diferente a lo niños que trataban de atrapar la atención de Hiyori molestándola a propósito.

Kirishima había dado en el blanco –el refutar de la acusación había sido poco más que espectáculo, pero él era apenas lo suficientemente objetivo para confesar el hecho de que este tipo de cosas le irritaban 24-7. Estaría bien si el pudiera atreverse a ser tan honesto como Hiyori, pero eso estaba cerca de lo imposible dada su cultivada contraria personalidad.

“……….”

El termino el resto de su cerveza, luego se puso a tirar la lata vacía y encontró a Kirishima curvado inspeccionando el contenido del refrigerador. “¿Qué estas buscando? No planeas beber mas ¿o si?”

“Solo checo las fechas de vencimiento. Probablemente deberíamos detenernos en el supermercado de regreso mañana.”

“No compres demasiado; terminas cargando tu carrito con mucha mierda que no necesitas cuando vas de compras.” Le gustaba comprar en mayoreo porque era algo barato, o poner más artículos sin considerarlo. En ese sentido, al menos, Hiyori era mucho más sensata.

“No puedo evitarlo; yo no cocino, así que no conozco mis limites.”

“me sorprende que lograras llegar tan lejos.”

“Bueno, fue mas que nada gracias a mi mama’ y a Hiyo –Hiyo es mucho como su madre, realmente confiable, así que eso ayudo.”

“…Ah, ya veo.”

Su madre.

La sola palabra envió un escalofrió a trabes de su pecho. Tal vez lo que Yokozawa sentía no era simple preocupación o aprehensión… sino culpa. Una conciencia culpable por sentarse en lugares donde una esposa debía sentarse, tener una sonrisa para el que debía ser regresado por una esposa.

Seguro, no era como si el hubiera robado a Kirishima y a Hiyori de su esposa;  aun así, estaba claro que el lugar en el que estaba parado en este momento… no era el lugar en el que estaba destinado a estar.

“Bueno, lo que sea; estoy seguro de que las cosas funcionaran si le dejamos lo de las compras a Hiyo… ¿Yokozawa?”

“Huh -¿Qué?”

“…Debería preguntártelo. ¿Qué te pasa hoy? Te has estado pausando mucho –No te estas viniendo abajo por algo ¿verdad?”

“Estoy bien –solo estuve haciendo mis rondas hoy. Probablemente solo estoy cansado.” Borrando la preocupación con una respuesta concisa, aplasto la lata en su mano y la lanzo al bote de basura.

El entendía bien que esos sentimientos no eran unos que debieras quedarte para ti mismo, pero no tenia el coraje para confesar las preocupaciones cuajando en su pecho ahora mismo.

Continuara…

4 comentarios to “Yokozawa Takafumi no Baai 2 (Capitulo 3.3) [Español]”

  1. Alex 16/09/2012 a 7:38 pm #

    Muchas gracias por la traducción! Te salio muy bien! Felicidades!

  2. kurousagi 23/09/2012 a 4:52 pm #

    Muchas gracias!! Me encanta esta pareja~

  3. Ela 26/09/2012 a 8:23 pm #

    Muchas gracias por todo tu trabajo! Esta novela me encanta.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Sekaiichi Hatsukoi: Yokozawa no baai | Yaoi no Ai Fansub - 04/10/2012

    […] YOKOZAWA NO BAAI NOVELA 2 (Parte 3) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: